¿Cómo tratar la alopecia masculina?

¿Cómo tratar la alopecia masculina?

2,5 cm cada dos meses es lo que crece un cabello. Y lo hace durante dos a seis años, luego permanece del largo que ha alcanzado por un corto período y se cae, para ser reemplazado por otro. Cuando el nuevo cabello que está creciendo es extremadamente delgado y débil, estamos en presencia de los primeros síntomas de la calvicie masculina o alopecia.

 La base del cabello se encuentra en los denominados folículos pilosos que son cavidades en la piel donde los pelos crecen. Lo que produce la calvicie o alopecia es el encogimiento del folículo y no su muerte, lo que genera cabellos más cortos y delgados hasta llegar a la ausencia de generación capilar. En esta instancia el folículo se encuentra activo pero vacío. Así lo explica el Dr. Francisco González, vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Cirugía Dermatológica, “la alopecia no es la caída del cabello, es la miniaturización del pelo, que se va adelgazando hasta desaparecer”.

Las causas de la alopecia masculina androgénica, la más común de entre los tipos de calvicie, no están bien claras, sí se sabe que factores genéticos hereditarios y la influencia de la hormona testosterona son claves en su desarrollo. “La dihidrotestosterona (DHT) es un producto de la transformación de la testosterona, proceso que sucede por la intervención de la enzima 5-alfa-reductasa. La DHT afecta los folículos pilosos susceptibles que son los que se encuentran en el vértex y en la región parietal de la cabeza. Podemos decir, entonces, que la alopecia es una enfermedad genéticamente determinada con un trasfondo hormonal”, explica el especialista.

 La calvicie masculina tiene un patrón de desarrollo definido. Comienza con el retroceso de los costados de la línea de implantación del cabello hasta formar una “M”. El cabello que queda en el punto más alto de esta línea se adelgaza y debilita, al igual que el ubicado en la corona. Al final ambas zonas se juntan y el cabello desaparece y se visualiza el patrón de cabello en forma de herradura.

Si bien no es considerada un indicio de trastorno médico, la alopecia puede causar estrés psicológico, ansiedad y pérdida de la autoestima. No existe un tratamiento no quirúrgico totalmente efectivo para su cura y no se conoce el cómo prevenirla.

Tratamientos

 Farmacológico y cosmético

La utilización de los principios activos minoxidil y finasteride son la base de los tratamientos farmacológicos más utilizados contra la alopecia androgénica. Ambas drogas fueron diseñadas en un comienzo para tratar otras enfermedades y se les descubrió como efecto secundario ser regeneradores capilares.

El minoxidil se aplica como loción capilar directamente en el cuero cabelludo para estimular los folículos pilosos dos veces al día. Su accionar consiste en la estabilización y retraso de la caída del cabello. Resultados óptimos se alcanzan entre los 8 y 12meses de aplicación. Una vez suspendido su uso la alopecia vuelve a hacerse presente. Está indicado para personas mayores de edad.

La dosis indicada para el uso de finasteride es de un comprimido 1 mg al día durante 12 meses para alcanzar su máximo efecto. Esta droga inhibe la producción de la hormona masculina Dihidrotestosterona. En realidad lo que hace es inhibir la acción de la enzima 5-alfa-reductasa II que convierte testosterona en DHT, relacionada con las funciones de la testosterona (cambio de voz en la pubertad, aumento de la masa muscular, crecimiento del pene y escroto, desarrollo de todos los caracteres sexuales secundarios del varón) sigue funcionando normalmente. Al igual que minoxidil, su efecto radica más en la interrupción de la caída del cabello que en la generación de él. También debe ser usado por adultos.

Existen también otros tratamientos desarrollados por la industria cosmética que se basan generalmente en la utilización de shampos, ampollas y lociones que fortalecen la raíz y el cabello debilitado. Por ejemplo utilizan la asociación molecular entre 2-4 diamino –piridina oxido y 0-glucosil-linoleato para desarrollar un mecanismo de acción complementario. Sus resultados se enfocan en el fortalecimiento del pelo que crece (gracias al aporte de ceramida y glucosa) y en la ayuda a la inserción de la raíz del cabello en los folículos pilosos. Este tratamiento puede ser utilizado en todos los estados de la alopecia (ligera, moderada y avanzada) y presenta resultados positivos al año de su uso.

 

La opción quirúrgica

Lo transplantes de cabello o técnica de microinjerto trasladan pequeñas bandas de cuero cabelludo desde zonas donde el pelo está creciendo hacia áreas calvas. El procedimiento demora varias horas, es realizado por un dermatólogo y son necesarias varias sesiones para un resultado óptimo. El cabello trasplantado debe recibir los mismos tratamientos que el cabello normal. Su único riesgo asociado radica en la posibilidad de infección cutánea en las áreas de donde se retira el cabello.

Hay que recordar que la FDA prohibió hace algunos años el implante de cabellos artificiales debido principalmente a su alta tasa de infección.

CAUSAS DE LA ALOPECIA EN EL HOMBRE

Alopecia androgénica o hereditaria: Ocurre por antecedentes genéticos y constituye la causa más común de perdida de pelo. Se caracteriza en el hombre por las típicas entradas en las partes laterales-anteriores del cuero cabelludo y la zona occipital que aumentan progresivamente con la edad.

Alopecia areata: cuando el pelo se cae queda la piel del cuero cabelludo lisa, suave, con las zonas afectadas del tamaño de una moneda o más grandes. A veces compromete todo el cuero cabelludo o todo el cuerpo. Está determinada por factores genéticos – inmunológicos y agravada por la tensión emocional.

Enfermedades como fiebre alta, infecciones severas, enfermedades crónicas, pacientes sometidos a grandes cirugías: estas situaciones pueden llevar a pérdida de pelo uno a tres meses después de ocurridas. Generalmente existe una mejoría después de un tiempo.

Medicamentos: Algunos tratamientos contra la gota, artritis, depresión y problemas cardiovasculares pueden producir pérdida transitoria.

Tratamientos para el cáncer: generalmente comienza la pérdida de pelo entre la primera y tercera semana de tratamiento, pudiendo llegar a una pérdida casi total.
El pelo se recuperará totalmente después del tratamiento.

Personas con bajos niveles de fierro: deficiencia de hierro o Anemia ferropénica.

Deficiencias nutricionales con baja ingesta de proteínas. Las causas descritas anteriormente son las más frecuentes pero existen muchas otras menos frecuentes que pueden ocasionar pérdida de pelo.
Fuente: Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología

Situaciones de caída del cabello que deben ser atendidas por un médico.

-Cuando la pérdida del cabello ocurre en un patrón de calvicie atípico (pérdida de cabello rápida, pérdida de cabello difusa, pérdida de cabello en parches o ruptura de los tallos del cabello).

-Cuando la pérdida del cabello está acompañada de prurito, irritación de la piel, enrojecimiento, dolor u otros síntomas.

-Cuando la pérdida de cabello se presenta después de comenzar a tomar un medicamento.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *